Latiguillos, piezas indispensables de algunos motores
Latiguillos, piezas indispensables de algunos motores

En prácticamente todos los sectores de la industria existen máquinas que funcionan gracias a que cuentan con latiguillos hidráulicos en Valencia. Allí donde utilizar un tubo rígido supondría un riesgo de rotura, se utiliza un latiguillo por sus dos características principales, la flexibilidad y la resistencia. Esta última se logra durante el proceso de fabricación intercalando diferentes capas de caucho con un tejido metálico.

Se fabrican latiguillos hidráulicos en Valencia de una gran variedad de grosores, longitudes y resistencias diferentes, para lo cual se puede variar el diámetro, la resistencia a la presión, interna o externa, la densidad de los tejidos metálicos… Por eso es tan importante elegir cuidadosamente el latiguillo que hay que colocar en cada pieza, pues un error en la elección podría suponer que el elemento sustituido no estuviera preparado para soportar la presión necesaria y su rotura podría tener graves consecuencias. Así, pese a que puedan tener una apariencia similar y, aunque coincidieran el tamaño de las roscas de las juntas de conexión, nunca se debe caer en la tentación de intercambiar latiguillos entre piezas de máquinas diferentes.

Del montaje correcto de los latiguillos en una máquina depende en gran medida su vida útil, tanto de la máquina como de la propia pieza. Retorcerlo en exceso causa que las presiones internas no se repartan de manera uniforme, provocándose un desgaste mayor en algunas zonas por donde podrían romperse.  Si los latiguillos entran en contacto, durante el funcionamiento de la máquina, con alguna de las piezas fijas, ese rozamiento podría llegar a romperlo.

Nuestro consejo es que vengas a Garcia Mendoza y dejes que sean nuestros técnicos los que se encarguen de revisar los latiguillos del motor de tu coche.

haz clic para copiar mailmail copiado